Brasília, 5 de dezembro de 2021 às 14:26
Selecione o Idioma:

Sem Titulo

Postado em 05/12/2016 6:20

Uma inclivel realidade

.

La región septentrional de la provincia de Hamgyong del Norte de la República Popular Democrática de Corea (RPD de Corea) sufrió inclemente inundación, lo cual llama la atención del mundo.
Esto se debe no solo a la dimensión de la calamidad ni a sus secuelas sino a que acaeció algo no conocido ni visto ni oído, o sea una cosa increíble y misteriosa.
Cordón umbilical
Los creyentes en Dios se acostumbran a rezar ante cualquier dilema.
Pero, los damnificados coreanos no procedieron así. Pensaron primero en defender y guardar a los retratos de sus Líderes Kim Il Sung y Kim Jong Il, sacrificando la vida. Más de 1000 refugiados del distrito Kyongwon llevaban en sus mochilas los mencionados retratos a cambio de enseres domésticos. Los tres jóvenes de la Granja Cooperativa de Kosong del distrito Onsong, en las lluvias torrenciales tomaban en los brazos por turno 29 horas la caja en que guardaban dichos retratos. Los moradores del islote Ryuda que para resguardarse de la inundación, se dirigían a un montículo, regresaron a donde la pintura mural de mosaico con imágenes de los líderes y la defendieron a riesgo de la vida durante 4 días y los diez maestros y varios alumnos de la Escuela Secundaria Alta de Songhak de la ciudad Hoeryong defendieron con la muerte los retratos de los líderes.

Resultado de imagem para inundações na provincia de Hamgyong del Norte

No defendieron ni guardaron el oro y los bienes de familia hasta morir. Tampoco se llevaron primero a cuesta a sus hijos. Ante la inminencia de la muerte abrazaron solo los retratos de los líderes.
Si el ser humano tiene algo más preciso que la vida o el oro, ¿qué sería?
La confianza. Para los coreanos la confianza en el Partido del Trabajo de Corea (PTC) y en su líder es la confianza en su destino, la esperanza del mañana y el conjunto de la vida y el porvenir. Los coreanos, durante más de 70 años transcurridos, han tenido firme confianza en el PTC que practica la política de amor al pueblo, la política de virtudes. A través de la realidad experimentaron con sus fibras que aunque el mundo cambie diez o cien veces, el PTC los depara la felicidad. Cotidianamente compartieron el mismo aliento, el mismo destino que su líder. Firmemente convencen de que bajo la dirección de su Máximo Dirigente Kim Jong Un que hereda la ideología y la causa de los líderes antecedentes, pueden reconstruir y rehabilitar las casas y fábricas pueden superar mil calamidades. Es por eso que se comportaron así en el momento más crítico.
Inmenso poderío de la unidad monolítica
Un día cuando todavía la inundación no estaba agotada completamente y el ferrocarril, la carretera, la corriente eléctrica y la comunicación estaban cortados, en el cielo sobre la región damnificada apareció un helicóptero.
Del aeronave bajó un funcionario, quien en la plaza de la estación ferroviaria de Musan dijo a la concurrencia que lo había mandado el mandatario Kim Jong Un que se preocupa y desvela tanto por la población damnificada, lo cual emocionó grandemente a los oyentes.
Según el orador, Kim Jong Un conoció de los pormenores de la vida de la población de las regiones damnificadas y las medidas que tomar y dijo más de una vez que lo más pendiente y principal es estabilizar la vida de las víctimas antes de la llegada del frío, que falta tiempo y lo urgente es construir las viviendas lo más pronto posible.
El mandatario coreano hizo organizar las fuerzas constructoras y tomar cuantas medidas que podía para la rehabilitación.
En acato a su propósito, el PTC envió a toda su militancia, los oficiales y soldados del Ejército Popular y otros sectores del pueblo un llamamiento titulado Con el inmenso poderío de la unidad monolítica registremos milagros de trueque del mal a favor en el frente de la rehabilitación de la región norteña damnificada de la provincia de Hamgyong del Norte. Con esta finalidad se movilizaron todos los recursos humanos, materiales y técnicos que estaban emplazados en los objetos principales de la campaña de 200 días como la obra de construcción del reparto Ryomyong en la capital Pyongyang.
Los trenes y camiones cargados de los materiales destinados a la estabilización de la vida de las víctimas, corrieron con preferencia y a la velocidad máxima. De todas partes del país llegaron continuamente los materiales de ayuda a la mencionada región.
Como resultado, a la ribera del Hoeryong que atraviesa la tierra homónima pronto se perfilaron más de 1 000 casas, formando una extensa área residencial. En Musan, Yonsa, Onsong, Kyongwon y Kyonghung se levantan sucesivamente decenas de miles de viviendas, así como escuelas, jardines de la infancia y casas cuna.
La región septentrional de la provincia de Hamgyong del Norte se repone de los estragos de la catástrofe y se convierte en la maravilla socialista y en donde se registra el milagro de trueque del mal en bien, lo cual muestra patentemente lo poderoso que es la unidad monolítica de Corea.
Es un prodigio histórico que pueden realizar únicamente el PTC y el pueblo coreano.
Texto enviado pela Embaixada da Coreia do Norte no Brasil

Comentários: