Brasília, 16 de junho de 2021 às 06:07
Selecione o Idioma:

Nossa América

Postado em 07/06/2021 8:19

Fidel na Cúpula Ibero-americana de Salvador na Bahia em 1993

.

Foto: Agnaldo Novais
Jorge Antonio Ferrera Diaz*

La Cumbre Iberoamericana de Bahia en 1993, puso de manifiesto los lazos de hermandad y solidaridad existentes entre los pueblos de Cuba y Brasil, a pesar de los 21 años que transcurrieron marcados por la ruptura de relaciones diplomaticas durante la dictadura militar en el gigante latinoamericano.

La referida Cumbre tuvo como centro en sus sesiones el debate en torno a temas del desarrollo social, en cuyo contexto se distinguio notablemente la figura del lider cubano, incluso desde los dias previos cuando todavia no se habia confirmado su asistencia al conclave.

Desde la llegada de Fidel a Salvador de Bahia, la vispera del inicio de la Cumbre, se concentraron frente al hotel Othon donde el lider se hospedo, numerosos integrantes de los movimientos sociales, de izquierda y progresistas para reafirmar su respaldo al Comandante en Jefe y el rechazo al injusto e inhumano bloqueo economico, financiero y comercial del gobierno de los Estados Unidos contra la mayor de las Antillas.

Esa movilizacion frente al hotel se mantuvo durante los dias y noches que el lider cubano permanecio en Salvador de Bahia.

Pero la mas importante movilizacion popular, con banderas cubanas y brasileñas, fotos de Fidel y carteles con textos de apoyo y solidaridad con la Revolucion cubana, se realizo frente al Centro de Convenciones de Salvador al inicio del evento, lugar al que los organizadores pretendian movilizar no menos de 2 mil personas y la movilizacion fue superior a 10 mil.

Cuanto aun faltaban varias semanas para el inicio de la Cumbre, fue constituido en Salvador un Foro de Solidaridad con Cuba con el objetivo de cohesionar y coordinar las acciones que se realizarian paralelamente al conclave. En el Foro habian representantes del Partido de los Trabajadores ( PT), Partido Comunita de Brasil (PCdoB), Partido Socialista Brasileño (PSB), Central Unitaria de Trabajadores (CUT), Federacion de Trabajadores Bancarios, movimientos de solidaridad con Cuba de Brasilia, Rio de Janeiro, Pernambuco, Alagoas, Feira de Santana, Movimiento de Trabajadores sin Tierras (MST), de la Union Nacional de Estudiantes (UNE), de la Coordinaduria Ecumenica de Servicio, entre las mas importantes.

Dias antes del evento llegaron a la ciudad de Salvador algunos representantes de la contrarrevolucion cubana radicados en Miami, con el objetivo de promover actividades encaminadas a distorcionar y difamar la realidad de Cuba, hecho que concito el rechazo y la indignacion de quienes se organizaron para brindar su respaldo a Cuba y Fidel.

Esos elementos contrarrevolucionarios organizaron un show contra Cuba en un centrico parque de la ciudad el dia antes del inicio de la Cumbre. Pero lo que ellos ignoraban era que a solo dos cuadras del lugar, en la sede de la Federacion de Trabajadores Bancarios, estaban reunidos casi 200 sindicalistas brasileños que al conocer de la provocacion partieron hacia el citado parque, portando banderas cubanas y brasileñas, para rechazar la farza anticubana.  Resultado? que los contrarrevolucionarios salieron del lugar en estampida, no sin antes recibir varios de ellos una paliza por sus bravuconerias y negarse inicialmente a abandonar el show propagandistico, cuyo libreto fue elaborado, “donde si no?” en Miami.

En esa epoca el gobernador del Estado era el ya fallecido, Antonio Carlos Magalhaes, quien era ademas uno de los principales lideres del derechista Partido Frente Liberal. Sin embargo Magalhaes habia visitado Cuba años antes cuando era Ministro de Comunicaciones de Brasil y en la ocasion conocio al lider cubano por quien, desde entonces declaro publicamente su admiracion y al mencionarlo lo llamaba de amigo.

Por otro lado, la Alcaldesa de la ciudad, Lidice da Mata, dirigente del Partido Socialista Brasileño y con destacada actuacion desde su juventud en las filas de la izquierda.

Tanto Magalhaes como Lidice se disputaban la atencion a Fidel fuera de los espacios de la Cumbre, por lo cual el Comandante decidio compartir encuentros con ambos en diferentes momentos, caracterizados por el respeto, la hospitalidad y la amistad.

El penultimo dia de su estancia en Brasil Fidel viajo a Sao Paulo para asistir a un evento oficial en saludo a la Cumbre que tuvo por sede el Memorial de America Latina, en el cual participaron los Jefes de Estado que asistieron al magno evento internacional y otros invitados, como el entonces Presidente de Brasil, Itamar Franco, el gobernador de Sao Paulo, Orestes Quercia, el arquitecto Oscar Niemeyer, el teologo Frei Betto entre otros.

El ultimo dia de su estancia en Salvador y en el salon de convenciones del Hotel Othon, cuyos directivos y trabajadores fueron muy solidarios y brindaron esmerada atencion a Fidel, se efectuo el encuentro del lider cubano con representantes de las fuerzas de izquierda, el movimiento brasileño de solidaridad, de organizaciones sociales, religiosas, parlamentarios y personalidades, a los cuales Fidel agradecio por el apoyo y las infinitas muestras de amistad y defensa de las luchas del pueblo cubano.

Ese encuentro debia tener una hora de duracion, ya que en horas de la tarde. Fidel pondria fin a su visita al pais, pero todos los representantes alli reunidos querian transmitir su mensaje de aliento y apoyo al pueblo cubano y este se extendio por casi cuatro horas de duracion.

Quien redacta estas lineas actuo como moderador del encuentro y transcurrida la primera hora de sesion le informo al Comandante que seguia recibiendo solicitudes para el uso de la palabra, ante lo cual Fidel le comunico no preocuparse con el tiempo, darle la palabra a todos los que la pidieran y pedirle brevedad en sus intervenciones.

En esos tiempos estaban en desarrollo las politicas neoliberales en la region, por lo que en una parte de su intervencion Fidel planteo:

“el neoliberalismo no tiene porvenir y llegara el momento en que todo eso empiece a cuestionarse, pero tiene que pasar el tiempo y mientras tanto, tenemos que estar ahi luchando por las causas mas justas, por las ideas mas correctas, formando conciencia”

En resumen puede afirmarse que esa visita de Fidel y su participacion en la Cumbre reafirmaron su indiscutible carisma, el impacto y receptividad de sus ideas y mensajes revolucionarios y progresistas, que una vez. mas repercutieron con fuerza elocuente en todas las actividades y que aun recuerdan quienes tuvieron el privilegio de compartir estas gloriosas jornadas.

*Jorge Antonio Ferrera Diaz foi membro do Comite Central do Partido Comunista de Cuba e serviu na embaixada de Cuba no Brasil com o Conselheiro Politico

Comentários: